Breve historia de la Unión Internacional de Telecomunicaciones

El 24 de mayo de 1844, Samuel Morse enviaba su primer mensaje público a través de una línea telegráfica entre Washington y Baltimore, inaugurando con este simple acto la era de las telecomunicaciones. Unos diez años más tarde, el telégrafo era ya un medio utilizado por el gran público, pero en aquellos días las líneas telegráficas no atravesaban las fronteras nacionales. Cada país utilizaba un sistema diferente, por lo cual los mensajes debían transcribirse, traducirse y enviarse a las fronteras antes de ser transmitidos por la red telegráfica del país vecino.

Dada la lentitud y las dificultades operativas de este sistema, muchos países decidieron establecer acuerdos que facilitaran la interconexión de sus redes nacionales. El 17 de mayo de 1865, firmaban en París el primer Convenio Telegráfico Internacional y creaban la Unión Telegráfica Internacional, con objeto de facilitar posibles modificaciones posteriores a este acuerdo inicial.

Años después, la organización pasó a llamarse Unión Internacional de Telecomunicaciones y hoy, 153 años después de su creación, la organización es formada por 194 Estados Miembros y casi 800 Miembros de Sector y Asociados (sector público y privado incluyendo universidades y centros de investigación). La sede de la UIT se encuentra en Ginebra en Suiza, y la UIT tiene oficinas regionales y oficinas de área en todo el mundo.

Objetivos y Misión

La UIT es la Agencia del Sistema de las Naciones Unidas dedicada a temas relacionados con las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). A lo largo de sus 153 años de existencia, la UIT ha coordinado el uso global compartido del espectro de radiofrecuencia, promovido la cooperación internacional en el área de satélites orbitales, trabajado en la mejora de la infraestructura de telecomunicaciones junto a países en desarrollo, establecido normas mundiales para proveer interconexión entre varios sistemas de comunicación, además de dedicar especial atención a temas emergentes mundiales tales como cambios climáticos, accesibilidad y fortalecimiento de la seguridad cibernética.

La UIT todavía tiene por objetivo «Conectar el mundo» a través de la movilización de recursos humanos, técnicos y financieros necesarios para el logro de las metas de conectividad establecidas en el marco de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI) y de las Iniciativas Regionales.

La UIT trabaja a través de sus tres sectores: (i) Sector de Normalización de las Telecomunicaciones (UIT-T): dedicado principalmente a la elaboración de normas como resultado del trabajo realizado en conjunto entre los principales representantes del sector industrial para la creación de un consenso mundial sobre las nuevas tecnologías; (ii) Sector de Radiocomunicaciones (UIT-R): sus principales tareas incluyen la elaboración de normas sobre sistemas de radiocomunicaciones que garanticen el uso eficaz del espectro radioeléctrico y la realización de estudios relativos al desarrollo de sistemas de radiocomunicaciones; (iii) Sector de Desarrollo de las Telecomunicaciones (UIT-D): la misión principal del UIT-D es garantizar a todos los habitantes del planeta el derecho a la comunicación a través del acceso a la infraestructura ya los servicios de información y comunicación.

es_ES
pt_BR es_ES